Te cuento algo de mi...

Estudié en el colegio y me gradué, pero prácticamente me regalaron mi certificado escolar. Realmente nunca me gustó el colegio, no quería estar ahí. No por las personas que eran mis compañeros, sino porque el colegio es un lugar donde te imponen aprender cosas que ni siquiera me interesaban o que no les encontraba sentido.

Nunca en mi vida he utilizado el máximo común divisor o el mínimo común múltiplo. Ya me entiendes por donde van las cosas. Aunque no era malo en matemáticas en el resto de cursos el truco era memorizar el cuaderno de clase o el libro asociado al curso. Eso de memorizar no va conmigo. Me iba mejor con los profesores que te contaban historias o con los que te hacían pensar y resolver cosas que no requerían previamente haber memorizado un capítulo del libro o del cuaderno de notas.

En mi etapa escolar me dediqué a ejecutar métodos creativos para aprobar los cursos sin tener que estudiar o memorizar textos (Algunas veces si tenía que memorizar, pero me costaba). Si clasificamos a los estudiantes en tipo A,B,C. El que escribe estas líneas era un estudiante tipo C. Siempre logre aprobar el año escolar aunque sea con la mínima nota aprobatoria. Cumplia con mi objetivo de vivir mi vida entretenida de adolescente y lidiar con el estrés de la vida escolar. 

En resumen, no me llamaba la atención aprender asignaturas a las que no le encontraba mucho sentido o no me quedaba claro si eso me iba servir para algo concreto. Me iba mejor con los números y con la lógica, no muy bien con las letras y el arte.

En mi último año en el colegio abrieron el curso de computación y eso me daba curiosidad, desde que empecé a digitar comandos en el sistema operativo D.O.S. todo fue magia para mí, mientras el profesor enseñaba al resto de alumnos como ejecutar comandos, yo estaba algo aburrido porque ya había terminado de ejecutar los comandos de la clase y el resto de compañeros no estaban a mi ritmo, quizás pude aprender más pero descubrí que existía una conexión con esa maquina (Supe que ahí había algo para mí) 

Bueno no fui un gran estudiante escolar, pero creo no era determinante para mí futuro.

Registrate ahora o sigue leyendo…

Subscription Form

Después del colegio...

 

Terminé muy estresado.

Me mandaron a postular a la universidad. Yo ni sabía a qué carrera postular, el hecho es que postule a varias universidades y no ingrese a ninguna. La verdad que tampoco me preparé para aprobar esos exámenes de admisión. Siempre vi esas evaluaciones como un test de preguntas y respuestas para marcar sobre cosas que no tenían sentido para mí. Al margen de los problemas matemáticos para resolver, el resto era un test para memoristas y yo no era uno de ellos.

Llegué a postular a carreras como Contabilidad y Economía, que por suerte no logré ingresar, quizás ese era mi objetivo. Muchos chicos eran obligados a seguir la carrera del padre o sólo seguían la ola que estaba de moda.

Entonces no decidí tomar un año sabático, simplemente mi realidad era ser un vago, porque así le decían a las personas que no estaban estudiando y estaban agarrándose las pelotas en su casa. (así se describe mejor)

Mi viejo era un hombre muy emprendedor, pero no era buen administrador de sus emprendimientos. En una de sus iniciativas me vi manejando un negocio de poner música en eventos alquilando los equipos de sonido y las luces para fiestas. Esto sucedía allá por los años 90, para que te situes en la época yo ponía la música con cassette de esos que si se te enrollaba la cinta te jodías. Luego llegó el CD-ROM pero había que tener cuidado con que no se te rayen. Ese fue mi trabajo de los fines de semana.

Mi primera chamba realmente fue en una institución del estado donde ingrese a trabajar con mucho entusiasmo a los 17 años y sin estudios, pero me enviaron al almacén a cargar bultos del censo poblacional del año 1993. Fue duro tener que cargar cajas y subirlas por las escaleras desde el sótano hasta el piso 5 a veces más arriba. No duré mucho ahí porque necesitaban personal en el área de codificación y me promovieron después de algunas semanas.

El trabajo de codificación consistía en trabajar con una ficha de encuesta y poner un código al lado de las respuestas de la encuesta, por ejemplo: Profesión: Abogado, este dato tenía un código. Era un trabajo de producción en una mesa de 6 personas con un jefe de mesa. Resulta que aprendí todos los código de memoria (descubrí que tenía memoria selectiva) y mis compañeros de trabajo me preguntaban algo y yo solo respondía con códigos. Todas esas fichas despues de codificadas pasaban al area de digitación (nunca llegue ahí)

Continué con mi negocio de poner música los fines de semana, ya era un DJ con trabajo seguro casi todos los fines de semana. Después de 2 años el gobierno hizo un censo agropecuario ya no era de población como el trabajo anterior. Entonces me consiguieron un puesto en el área de codificación nuevamente y pasó lo mismo, me memoricé todos los códigos y era una máquina humana de producción de códigos, mi mesa de codificación era la que producía más. Ahí estaba yo humildemente sin estudios destacando con mi lapicero. Pero sucedió algo que no estaba en mis planes, me promovieron a jefe de mesa y me dieron un equipo de personas a mi cargo. Estuvo interesante pero eso me duró 1 semana. La jefa que me promovió, una tal Olivia, me dijo que no sabía que yo no tenía estudios y que le iban a observar por haberme ascendido. Lo entendí pero me dio un poco de bronca.

Eso me motivó a estudiar y hablé con mi viejo y le dije que realmente quiero estudiar computación y lo convencí porque él no estaba muy de acuerdo con que estudie eso, pero era el momento. Así que ingresé a un instituto de computación e informática en donde me darían un título técnico si terminaba la carrera de 3 años. 

Entre a estudiar en agosto del año 1995 y entre muy motivado porque la Olivia esa me había jodido. Era mi primer ciclo de estudios y un compañero que venía de repetir curso nos dijo que los cursos de programación eran los más difíciles y que todos íbamos a reprobar el curso de «Turbo Pascal», yo ni sabia que era eso. Lo que dijo este chico era por experiencia ya que el se lo volaron en ese curso. Cuando terminó el ciclo solo 2 alumnos aprobamos el curso de «Turbo Pascal» con nota sobresaliente. Y el profesor se reprobo a todo el resto de alumnos. Para hacer la historia corta termine en 1er. puesto en el orden de mérito de ese ciclo.

Registrate ahora o sigue leyendo…

Subscription Form

Que paso después de estudiar la carrera...

 

Pues para el segundo año de la carrera ya estaba trabajando. Entre a trabajar al seguro social de mí país y me pusieron personal a cargo unas 20 terminalistas de computo, en ese trabajo yo venía fresco con conocimientos de «Fox Pro 2.6» y ahi utilizaban ese lenguaje de programación, además de usar y operar redes Novell y Unix. Terminé siendo jefe de la red de un hospital importante por un tiempo hasta que decidí irme porque quería más conocimiento. Fuí a trabajar a la fiscalía de la nación en al área de informática y ahí estuve unos meses hasta el rollo ese del problema de los sistemas con el cambio del año 2000. Y renuncié porque no me sentí muy cómodo con los jefes que tuve. Siempre he pensado que un jefe tiene que saber más que tú para seguir aprendiendo.

Ya después del año 2000 entré a trabajar en empresas privadas con cargos de jefe de sistemas o de desarrollador de software, aprendí mucho de sistemas contables y de producción industrial. Eso me llevó por el mundo de los software para gestionar empresas.

Registrate ahora o sigue leyendo…

 

Subscription Form

Mi etapa de Emprendedor...

 

Empecé a tener clientes de manera independiente y las circunstancias me llevaron a implementar un negocio propio alrededor del servicio de desarrollo de software, como no tenía miedo de hacer las cosas nunca me cuestioné sobre qué pasaría si no funciona o cosas por el estilo. Simplemente tenía que facturar porque me lo pedían mis clientes. Y  entonces renuncié en el año 2004 a mis trabajos dependientes para dedicarme al 100% a ser independiente. Mi familia me dijo que no lo haga, que regrese a mi empleo dependiente que estaba loco. Bueno, sabía que ese era el siguiente paso y avance.

En el año 2010 sucede que tuve un problema de impuestos y me embargaron las cuentas bancarias por mal manejo administrativo del negocio. Es decir me gastaba la plata de los impuestos en mi vida personal y todo pintaba como que era el fin. Seguía teniendo clientes pero estaba bloqueado, así que empecé a facturar temporalmente a nombre personal y ya no por la empresa. Pero supe que la única manera de salir de mi problema era tener más clientes para pagar mi deuda tributaria.

Registrate ahora o sigue leyendo…

 

Subscription Form

Cómo pude salir del hoyo...

 

Si te encuentras en un hoyo, entonces deja de cavar…

Estuve investigando en Internet como podria promocionar mi negocio para conseguir más clientes y descubrí que comprando publicidad en Google podría tener acceso a clientes potenciales (leads) para ofrecerle mis productos de software.

Para ese momento mi producto de software era modular y podía venderse como soluciones para cada área del negocio. lo que ya se conocía como un software ERP. Que consiste en tener a todas las áreas de la empresa trabajando con una sola base de datos y no tener distintos software de diferentes proveedores. La tendencia era tener un solo proveedor de sistemas. 

Lo que sucedió que con la promoción eficiente con Google Ads se aumentaron los clientes y la facturación y se logró salir del problema tributario, ordené las finanzas y me capacité más en marketing por Internet, busqué los referentes número 1 del marketing en español viaje y me capacité con ellos.

Aprendiendo marketing, me di cuenta que el conocimiento del comportamiento humano era fundamental para vender y mis referentes del marketing estaban aprendiendo algo que se llamaba PNL o Programación Neurolingüística. No lo dude, encontré al mejor en eso y me certifique como Instructor en PNL.

Teniendo un producto que sirve para que las empresas tengan información para la toma de decisiones en las finanzas y en contabilidad, tuve la iniciativa de ingresar a la universidad y estudiar la carrera de Administración y Finanzas de la cúal me gradué. Esto me sirvió para hacer nuevos amigos y consolidar mis conocimientos en la gestión de mi empresa y entender mejor a mis clientes.

Sigo capacitandome y aprendiendo, si algo me interesa busco al mejor en eso y me capacito con ellos. Me gusta aprender sobre mentalidad, gestión de empresas, productividad, salud, nutrición, ventas, marketing, finanzas y algunas cosas más.

Registrate ahora o sigue leyendo…

 

Subscription Form

 

El tiempo de confinamiento lo aproveche para estudiar un Postgrado MBA y ahora tengo este reto de escribir porque me gusta y quiero hacerlo. Si sigues leyendo es porque aún no te registraste o te gustó la historia.

Te veo por dentro si te convencí.

Giancarlo Vallejo
Aprendiz de todo, experto de nada

 

Esta es una suscripción gratuita para recibir información por correo electrónico. Podrás cancelar tu suscripción en cualquier momento que te consideres ya totalmente entrenado o cuando decidas volar por ti mismo.